Convocada la II Edición del premio "María Jesús Huertas a la Educación para la Convivencia" PDF Imprimir E-mail
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos
Ver Galería de Fotos

Justicia, tolerancia, diálogo, respeto, ecuanimidad. Estas son algunas de las palabras que pronunciaba D. Antonio Jaranay, director de nuestro centro, en un emotivo discurso para la apertura del evento de hoy, 10 de diciembre. Coincidiendo con el día de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, Jaranay ha inaugurado el acto "II Edición de los premios María Jesús Huertas a la Educación para la Convivencia", que ha tenido como protagonista indiscutible a nuestra querida compañera María Jesús Huertas, que encarna los valores antes mencionados pero, sobre todo, el compromiso. Esto es lo que, por encima de todo, nos transmitió María Jesús Huertas a toda la comunidad educativa y que da respuesta al ¿Ubi sunt? cuando la recordamos hoy - comenta Jaranay-, quien lanza un mensaje a los alumnos, invitándolos a superar este desafío y a asumir ese compromiso, mejorando la convivencia en el centro.

Entrañables han sido también las palabras de María Ángeles Salgado, profesora de nuestro centro hasta el año pasado, que ha continuado el discurso, ensalzando la figura de María Jesús, compañera y amiga, docente inolvidable en el Isaac Peral durante 28 años.

María Antonia García Caro, profesora de Lengua castellana y Literatura y encargada del Equipo de Convivencia, realizaba la última intervención, recordando las bases del concurso en el que este año podrán participar todos los alumnos de ESO y Bachillerato de la comarca. Las bases aparecen detalladas en la página web del instituto. El tema de este año será el ya citado "Vaya lío de pasillo". Animamos, pues, a todos los alumnos a que participen.

El acto lo han clausurado varios alumnos de 1° y 4° de ESO, leyendo algunos fragmentos de la Declaración de Derechos Humanos.

El mensaje de esperanza ha quedado latente en la sala y en los corazones de todos los presentes con la melodía "Color esperanza" que todos hemos coreado al unísono en un deseo de mejora para este nuevo año. Ese es el COMPROMISO del que hablábamos y que nuestra querida María Jesús nos dejó grabado en nuestros corazones. Continuaremos tu labor entre todos.